Concepto de Algoritmo de Google

¿Qué es el algoritmo de Google?

Cuando se habla del algoritmo de Google, se entiende como un conjunto de operaciones numéricas que buscan comprender y catalogar el valor de un sitio web para posicionarlo en sus resultados. Es decir, es el sistema automatizado de esta plataforma, encargado de analizar los sitios web existentes para determinar su calidad y ofrecerle un puesto en su Rank.

Inicialmente este sistema recopilaba datos específicos de los sitios web y los relacionaba con las búsquedas de sus usuarios para exponerlos entre sus resultados. Sin embargo, con el tiempo, sus actualizaciones se han enfocado en mostrar más que contenido, una buena calidad en el mismo, por lo que, resulta imprescindible hacer un buen trabajo.

La importancia del algoritmo entra en su capacidad de determinar qué sitios mostrar a sus usuarios y cuáles no. Siendo Google, la principal plataforma de búsqueda del mundo, es importante contar con un buen posicionamiento dentro del sitio, si realmente se espera lograr una exposición adecuada de un sitio.

El mayor inconveniente del algoritmo es que, sus condiciones y términos, cambian constantemente, adicionalmente lo hacen de forma secreta y la información se va exponiendo poco a poco, por lo que, las adaptaciones de los sitios web a sus actualizaciones, son periódicas y precisas.

¿Para qué sirve el algoritmo de Facebook?

Desde que Google comprendió la importancia de mostrar a sus usuarios un contenido relevante, rápidamente y con la garantía de que, realmente fuesen los resultados que esperaba para posicionarse ante otros buscadores. Los cambios que surgieron en su algoritmo fueron muchos.

En sus inicios, se encargó de generar una especie de categorización en un Rank, básicamente porque es muy complicado solo analizar todas las páginas web existentes cada una todo el tiempo, por lo que, se crea una especie de niveles para posicionar a los sitios web.

Es aquí cuando comienzan a comprenderse la importancia y los beneficios de trabajar en conjunto con el algoritmo de Google.

Principalmente, al comprenderse que lograr entrar en este Rank de páginas es complicado y requiere de ciertas características específicas, puede deducirse que un sitio que lo ha logrado, es de calidad y beneficia a marcas que deciden consolidarse ante su público, mejorando su reputación ante los usuarios en redes sociales.

Adicionalmente, el posicionamiento orgánico es catalogado de esta manera, porque puede lograrse sin necesidad de pagar para lograrse de manera efectiva. Tan solo es cuestión de adaptarse a las necesidades del algoritmo.

Como si fuese poco, la ubicación de un sitio en los primeros lugares de un buscador tan popular como Google, garantiza un mayor flujo de visitas y de tráfico, un hecho altamente beneficioso para sitios de comercio electrónico y tiendas virtuales.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

Como ya hemos comentado, el algoritmo se encarga de analizar los sitios web en base a datos específicos para otorgarle un valor dentro de su Rank. Ahora bien, es importante conocer ¿de qué manera lo hace?

Principalmente, este sistema número toma en cuenta el contenido de un sitio web, basándose en el uso de palabras claves, la calidad de su redacción en cuanto a realismo y veracidad, su organización y estructura.

Además, verifica que realmente el sitio sea capaz de ofrecer una experiencia adecuada de navegación al usuario, es decir, una alta velocidad de carga y una accesibilidad adecuada en su estructura.

Adicionalmente, el algoritmo valora lo que otros puedan pensar sobre una web y para hacerlo, reconoce el uso de enlaces externos o entrantes, el comportamiento de los usuarios al ingresar e incluso, lo que los consumidores comentan o consideran sobre el sitio.

Actualmente, el algoritmo de Google se ha vuelto muy sofisticado, sin dejar de lado que se trata de un robot, su funcionamiento busca emular la capacidad de análisis de un ser humano, enfocándose en aspectos determinados y brindando una categoría según sus apreciaciones.

Al hacer todas estas actividades, Google logra que su mecanismo de selección y categorización de páginas sea altamente capacitado para su labor y solo muestre a los usuarios de su plataforma, la información que realmente les interesa, rápidamente y con la seguridad de que, cumple con los estándares generales de calidad que, por ende, han definido en su funcionamiento interno.