Concepto de Auditoría SEO

¿Qué es una Auditoría SEO?

Una auditoría SEO es un análisis profundo y exhaustivo de un sitio web que se suele hacer dentro de los procesos de auditoría de las webs por parte de un consultor de posicionamiento SEO. Como bien indica su nombre, está centrado en revisar todo aquello que afecta al posicionamiento de una web en las páginas de resultados de buscadores como Google.

Al tener este informe de resultados, se pueden determinar cuáles son los fallos y elaborar un plan de acción para corregirlos y mejorar la posición de la página web en las SERPs. La publicación de contenido duplicado, la falta de calidad de estos, una mala estructura que no permita una correcta navegación… esos son solo algunos de los elementos que tendrá en cuenta el auditor SEO.

¿Para qué sirve una auditoría SEO?

Existen muchos motivos para realizar una auditoría SEO. Hoy en día, Internet es un lugar muy competitivo en el que todos buscan conquistar espacio. Es una plataforma que cambia constantemente, así que las estrategias que te funcionan un día, al siguiente pueden dejar de hacerlo, por lo que es importante mantenerse al día y determinar cuándo es el momento de cambiar las acciones.

Llevar a cabo una auditoría de este tipo nos puede abrir las puertas a nuevas posibilidades y formas de potenciar tu sitio web. Entre otras cosas, nos permite ver qué detalles hay que mejorar que antes parecían irrelevantes. Asimismo, será una oportunidad para actualizar tu web y darle un nuevo aire.

Si acabas de comenzar con tu sitio web, es una buena idea realizar una auditoría SEO, pues con los resultados que arroje podrás tener una idea de qué camino seguir y corregir los fallos desde el inicio. Si, por el contrario, llevas mucho tiempo trabajando con tu sitio web, es posible que el contenido y la información no estén ordenados y optimizados correctamente; en ese caso, una auditoría puede ayudarte a poner en orden todo y saber hacia dónde dirigir tus esfuerzos y concentrarte en determinados objetivos.

Por otra parte, es importante que conozcas qué tipo de tráfico atrae tu página web para que conozcas el potencial de estas visitas. Este tipo de auditoría no solo te ayudará a potenciar el tráfico hacia tu web, sino que también trabajará en el aprovechamiento del que ya se tiene.

Ejemplos de una auditoría SEO

Un auditor SEO es el encargado de llevar a cabo la auditoría SEO de tu sitios web. Él realizará un estudio extenso con el fin de determinar aquellos aspectos que influyen en tu posicionamiento en Google y otros motores de búsqueda. Gracias a esto, se identificaran aquellos problemas que intervienen negativamente en tu puesto en las SERPs, como puede ser el abuso de las palabras claves o el mal uso de las meta etiquetas, así como contenido de baja calidad, duplicado o que no sea de interés.

Además de esto, podrá definir si existe algún problema con el tiempo de carga, visibilidad, indexación o enlaces entrantes.

Al terminar con el análisis y haber determinado cuáles son los problemas que tiene tu porta, el auditor SEO se encargará de elaborar un plan estratégico de marketing con una cantidad de objetivos y metas que conduzcan a mejorar el posicionamiento en un tiempo determinado.

El auditor SEO no trabaja solo, sino que forma parte de un equipo de marketing, que estará conformado por un consultor SEO, un analista SEO, un SEO manager, un experto en SEO y un especialista en SEO. Estas personas, en conjunto, se esforzarán para optimizar las métricas de tu web.

Con tanta información que hay en la web y la cantidad de personas que dicen saber sobre esto y poder elevar exponencialmente las cifras de tu negocio, lo mejor es ponernos en manos de expertos. De no ser así, podríamos encontrarnos con un fraude o no alcanzar los objetivos previstos. Dada la importancia que tiene el posicionamiento, mejor no jugar con él.

Más información sobre la Auditoría SEO

Con el objetivo de que profundices en la relevancia de una auditoría SEO y que comprendas aquellos factores que la hacen ser exitosa, compartimos los siguientes enlaces: