Concepto de CPM

¿Qué es el CPM?

El CPM o Coste por Mil Impresiones, será el coste de índole publicitario generado por mostrar 1000 veces un determinado anuncio. Dicho de otro modo, el CPM refleja el valor que se le dará a 1000 impresiones de un banner en concreto.

Se caracteriza por ser una de las métricas más cotidianas del entorno digital, teniendo un enorme alcance en la generación de leads. Cabe destacar que el CPM es sumamente necesario a la hora de investigar un concepto o carácter masivo, primando la importancia de la presencia y no del lugar en el que se desarrolló la conversión.

Las múltiples empresas que desean garantizar su presencia en la redes abordan los anuncios publicitarios que contienen estas tarifas como medio de pago, puesto que no tienen la obligación de atraer clientes, sino que su única preocupación, por decirlo de alguna manera, es que los usuarios vean su anuncio la mayor cantidad de veces posible. Al final, lo que se tiene en cuenta son las millares de veces que aparece la publicidad en la pantalla de las personas que navegan por la web.

El objetivo fundamental del CPM es lograr el aumento en la expansión de la marca, aunque para esto también será primordial la generación de branding. En este sentido, la búsqueda permanente en la observación de la marca y el auténtico posicionamiento frente a la competencia, son los dos pilares principales de este proceso.

Los orígenes del CPM se desprenden de la publicidad que existe en televisión, radio y periódicos, unos entornos acostumbrados a la venta de publicidad centrada en su público fidedigno y en los que no se paga por la cantidad de personas que visualizan el anuncio. La trascendencia del CPM en medios electrónicos es muy precisa, puesto que la tecnología basada en Internet dispone de las herramientas necesarias para medir el número de veces que aparece un anuncio publicitario.

¿Para qué sirve el CPM?

El CPM sirve para establecer precios a la hora de medir el grado de afuencia de los banners publicitarios según las visualizaciones que estos alcancen. Según lo abordado con anterioridad, el CPM es constantemente utilizado cuando se quiere lograr un alcance más masivo, en lugar de un elevado ratio de conversiones. Esto se debe a que se centra en valorar cuántas veces se han visto los anuncios, en lugar de en la cantidad de personas que pinchan.

Es importante destacar que el CPM no será el sistema más eficaz para las compañías que se encuentran permanentemente buscando clientes, aunque sí es excelente para aquellas empresas que desean proyectar su alcance en el mundo digital. Gracias a los CPM, los costes publicitarios podrán contabilizarse acertadamente de una manera simple y efectiva.

Los costes publicitarios asociados a diferentes medios de comunicación pueden examinarse con facilidad, puesto que con la participación de los CPM los distintos publicistas tienen la potestad de decidir si es rentable incrementar o reducir la asignación presupuestaria para las campañas publicitarias, como es el caso de la televisión, la radio, la imprenta e Internet.

También se puede describir como el método de la ruta crítica, debido a que permite saber con propiedad qué anuncios serán los más rentables y positivos. Todo esto mediante la estimación de visualizaciones y el análisis de las acciones generadas.

No obstante, no se puede evaluar la calidad de la visita asociada a un banner, debido a que el CPM es un indicador naturalmente cuantitativo. Por ello, es recomendable la realización de encuestas y estudios de mercado que permitan conocer la trascendencia de las visitas que han llegado por unos anuncios en concreto.

El CPM en la publicidad online se calculará dependiendo de la cantidad de visitas que tiene un portal web, el número de impresiones y las visitas exclusivas.

Ejemplos de CPM

Exponer un ejemplo de CPM es difícil porque se trata de un sistema de tarifas y variará en función de cada caso. Sin embargo, podemos destacar que algunos factores como el formato publicitario, el contenido de este y su diseño, pueden influir a la hora de determinar un precio.

Por ejemplo, si una agencia de marketing digital decidiera lanzar un banner publicitario en una serie de webs para promocionar su página principal, y lo que más le interesase fuese llegar al máximo número de personas, entonces debería centrarse en hablar de CPM para establecer los precios.

Más información sobre el CPM

¿Tu misión es expandir tu presencia en las redes sociales? Amplia tus conocimientos en los siguientes enlaces: