Concepto de DNS

¿Qué es el DNS?

DNS significa Domain Name System, o sistema de nombres de dominio en español. Se trata de una tecnología creada con el fin de administrar el espacio de los nombres de dominio. Su función principal es traducir el dominio de una web a su dirección real, la cual está conformada por una serie de números llamados IP.

El sistema de nombres de dominio se basa en una base de datos que aloja diferentes direcciones IP. De esta manera, ayuda a agilizar las búsquedas en la web, acción que consigue a través de una red global de servidores, que vendría siendo el directorio de direcciones web. El servidor web organiza las direcciones IP en nombres por zona y las gestiona de manera descentralizada.

Este sistema funciona de la siguiente manera: cada vez que un usuario se crea un portal web registra un nuevo nombre de dominio. A su vez, esta acción crea una entrada WHOIS y queda registrada en la zona correspondiente, almacenándose en el DNS como un “Registro de recursos”. Por consiguiente, los datos almacenados en un servidor DNS, son la compilación de todos los registros de dominio realizados por zona.

El Domain Name System está compuesto por tres partes que funcionan como un engranaje para que Internet pueda conectarse. Te detallamos cada una de ellas a continuación:

  • La primera parte son los clientes DNS. Estos vendrían siendo los mismos usuarios, quienes son los que realizan la solicitud de resolución de los nombres de dominio a los servidores DNS. 
  • El trabajo de los servidores DNS es dar solución a las peticiones de resolución de nombres de dominio. Esto lo hacen a través de una estructura de árbol.

Para finalizar, están las zonas de autoridad. Se trata de un grupo de servidores que tiene la tarea de resolver los nombres de un grupo de dominios específicos. Por ejemplos, los terminados en .org o en .net.

¿Para qué sirve el DNS?

El sistema DNS es lo que hace funcionar Internet. Gracias a su funcionamiento es posible conectarse con diferentes páginas web, por lo que podría decirse que es el pilar fundamental del ámbito online

Gracias al sistema de nombres de dominio existe la posibilidad de tener un portal web y que las personas puedan visitarlo, pues de ser de otro modo habría cientos de portales con el mismo dominio y sería difícil acceder al que estamos buscando. 

De igual manera, permite las comunicaciones a larga distancia, lo que hace que el mundo  se vuelva más pequeño y globalizado. 

Ejemplo de DNS

El sistema DNS trabaja bajo una estructura de árbol, es decir, que el cliente hace la petición a un servidor DNS configurado manualmente. Este es el primer eslabón en el que se intenta resolver la dirección y, si no es posible, esta información se solicita a una primera zona de autoridad, y así sucesivamente hasta lograr dar con la dirección IP correcta.

Para verlo más claro puedes tomar como ejemplo esta página web. Al teclear su nombre de dominio en la barra de búsqueda y presionar “Enter”, inmediatamente haces una solicitud de resolución de nombre.

Esta se envía a un primer servidor DNS, el cual buscará en su base de datos la dirección IP relacionada con el nombre de dominio. Si este no logra conseguirlo, lo siguiente que hace es realizar la petición a una zona de autoridad mayor

Esta, a su vez, buscará en sus datos almacenados la dirección IP de la máquina que aloja el dominio de la web. Al conseguirlo le responde al primer servidor de DNS con la dirección IP de la máquina que guarda el nombre de dominio. 

Seguidamente, este servidor DNS solicita a dicha máquina la dirección IP de la página que se busca. Esta averigua en su base de datos la dirección del portal web. Recuerda que en una misma máquina se puede alojar más de una página web. Cuando la máquina responde la solicitud del cliente con la dirección IP del portal, la página web comienza a cargar. 

A primera vista parece un proceso bastante largo, pero en realidad todo sucede en cuestión de milisegundos. Además, esto no sucede con tanta frecuencia debido al caché de los sitios web  que almacenan los servidores DNS. Así pues, el proceso se vuelve aún más rápido y no se satura la red con la gran cantidad de peticiones recibidas cada minuto.

Más información sobre el Directorio Web

En el caso de que te hayas quedado con ganas de saber más, no te puedes perder los siguientes enlaces.