Concepto de Dominios Globales

¿Qué son los Dominios Globales?

Para cualquiera que desee introducirse en el área del marketing, es importante dominar conceptos como el de los dominios globales, pues representan una parte importante de esta práctica. Cuando vemos la barra del buscador y detallamos el enlace del sitio web, nos damos cuenta de que este posee una terminación después de un punto, que generalmente es el famoso “com”.

En sí, los dominios globales son nomenclaturas utilizadas en las URL de las páginas web que las identifica como de carácter internacional, lo que significa que, sin importar el lugar en el que te encuentres, podrás acceder a ellas. Es una manera de decir que es un dominio disponible para todo el mundo, de ahí lo de global.

Comúnmente, los dominios globales poseen la misma terminación, que puede ser “com”, “net”, “org”, etc., y que se pueden definir sencillamente como los dominios más habituales en Internet.

Estos presentan diferencias con los geolocalizados, es decir, aquellos que poseen un dominio dependiendo de su lugar de origen, como por ejemplo que las páginas que mantienen relación con alguna organización en Argentina y que solo responden a intereses del país, se representen con el “Ar”. Estos dominios tienen la función de ayudar a Google a identificar dónde se localiza la audiencia o público objetivo de la web.

En el pasado, estos dominios tenían una forma específica de posicionarse, dependiendo de la localización, y llegaban más fácilmente a un público específico. Es por ello que, dependiendo del nicho para el que fueras a trabajar, lo ideal era elegir la extensión correcta, aspecto que, aunque ya no es tan estricto, sigue siendo igual de importante.

¿Para qué sirven los Dominios Globales?

Los dominios globales tienen el objetivo de posicionar páginas o sitios web entre un público que no esté limitado por cuestiones de fronteras o localización regional. Si tu objetivo es crear un portal con contenido dirigido a todo el mundo, lo ideal es que uses una extensión “com” en lugar de una relacionada a tu geolocalización.

La ventaja de usar el dominio “com” es que es el más utilizado en la red y muchos usuarios lo recuerdan, por encima de otros también utilizados como el “net”. Anteriormente, Google se basaba en la extensión de las páginas para posicionarlas, y muchas personas preferían el “net” por ser más económico que el famoso “com”.

Hoy en día, el algoritmo del buscador por excelencia ha cambiado tanto que no es necesario valerse de los dominios globales para obtener una mejor posición (aunque sigue siendo recomendable elegir óptimamente). Ahora, Google se fija en el idioma y en las palabras claves para mostrar el sitio a las personas a las que él considere que puede interesarles o servirles más.

Ahora bien, también hay dominios globales de nivel superior, muy usados por compañías que desean tener presencia en todo el mundo.

Ejemplos de Dominios Globales

Los dominios globales son las extensiones o nomenclaturas con más presencia en Internet. Solo con tener en cuenta el “com” (para uso comercial, palabra de la que vienen sus siglas, “com”), ya podrías encontrar ejemplos de estos elementos en todos los lugares de la red.

Sin embargo, existen otros dominios globales igualmente ostentados y que gozan de una popularidad similar, como el “net”, usado para las páginas de infraestructura digital, el “gov” muy usado para portales con carácter gubernamental, el “org” para organizaciones de cualquier tipo, el “mil” para fuerzas militares y el “edu” para entidades educativas.

Más información sobre los Dominios Globales

¿Quieres saber más acerca de los dominios? A continuación, vamos a compartir contigo dos enlaces con los que podrás ampliar tus conocimientos.