Concepto de Error 404

¿Qué es un Error 404?

El error 404 es un error, valga la redundancia, que se da cuando el enlace de la página interna de un sitio web se ha roto. En sí, es un código de estado que envía el servidor a tu navegador para indicarle que el sitio en particular al cual quieres entrar no está disponible.

El error 404 es letal para una página web, puesto que supone el fin de la experiencia del usuario, quien seguramente tomará la decisión de marcharse después de ver que no puede encontrar la información que quiere. 

De hecho, el error 404 es tan grave que Google penaliza a las páginas que no lo resuelven. En otras palabras, no te tendrá como una opción favorable a mostrar en los resultados de búsqueda de Internet cuando alguien realice una consulta. No hace falta que sean muchos, puesto que uno solo puede hacer que tu website se indexe o no

¿Y cuándo ocurre? Un error 404 se da cuando hacemos clic en un enlace y en vez de mostrarnos la información que indica el anchor text o texto enlazado, la pantalla nos muestra un mensaje automático que dice: “404 not found” / “page not found 404” / “Error 404”. La frustración del usuario en ese momento es muy grande y abandonará la página al sentirse decepcionado. 

Maneras de solucionar el error 404

Solucionar el error 404 es muy fácil. Para empezar, existen un montón de herramientas gratuitas, e incluso provistas por el mismo Google. Por lo tanto, tendremos la guía perfecta con la cual saber qué enlaces hay que arreglar, de qué manera y el cambio que conseguiremos.

Google Search Console, que antes era conocida como Google Webmaster Tools, es una herramienta que identifica los códigos de error 404 que encuentran los rastreadores, las arañas o los robots de Google. Te muestra de forma automática los mismos errores que se van encontrando en las búsquedas que hacen cuando alguien los consulta. 

Además, te da la información completa, por lo que puedes dirigirte al sitio concreto y empezar a determinar qué ha pasado para que ese enlace se haya roto y poder corregirlo cuanto antes.

Hasta que el desarrollador web pueda resolver los problemas o que incluso estos sean detectados, hay una solución temporal, que será hacer una página personalizada para cuando se den este tipo de fallos. Así, en lugar de una página básica y aburrida, será una página que le garantice al usuario una experiencia media. Puedes poner imágenes graciosas que mantengan a salvo el tráfico hacia tu web mientras se erradica el problema. 

De todas formas, para evitar penalizaciones es primordial establecer revisiones de manera periódica e implantar actualizaciones que ayuden a detectar a tiempo errores 404. Con unas labores de mantenimiento de vez en cuando podemos prevenir cualquier situación desagradable que se pueda dar. 

¿Para qué sirve un Error 404?

Los errores 404 no tienen ningún uso práctico como tal, pero sí que servirán para indicar que la web no está funcionando bien. Al detectarlos, podremos corregirlos y la experiencia del usuario y el posicionamiento web mejorarán. 

De no resolverse cuanto antes, estas son algunas de las mínimas consecuencias que tu página puede sufrir:

  • Pérdida de credibilidad.
  • Bajada en el PageRank.
  • Caída en la confianza.

Las consecuencias del error 404 se pueden traducir de forma más simple a que:

  • Nadie visitará tu sitio porque no ofrece lo que dice ofrecer.
  • Nadie podrá ver tu sitio porque Google lo considera de baja calidad.
  • Nadie querrá comprar en tu sitio porque no funciona de forma correcta. ¿Y si pierden su dinero haciendo un pago? Nadie se sentirá seguro. 

En resumen, tu sitio quedará completamente inútil si no empiezas a tomarte en serio los enlaces rotos que generan los errores 404 y perjudican la experiencia del usuario y el posicionamiento en los motores de búsqueda.

Ejemplos de Error 404

Podemos encontrarnos con un error 404 cuando vamos a buscar una dirección web mal escrita. Imaginemos que tenemos un eCommerce de productos de alimentación y que tratamos de entrar en la URL “http://eCommerce.com/contactos”. Al estar mal puesta, surgirá un error que avisará de que el sitio web no ha podido ser localizado, al no estar escrito adecuadamente. 

Ese error podría personalizarse y ajustarse con la finalidad de crear un estilo único para la web, de manera tal que el usuario siguiese navegando por otras partes del sitio. 

Más información sobre el Error 404

¿Quieres conocer qué otros errores pueden perjudicar altamente al desarrollo y el crecimiento de tu página? Descúbrelos en los siguientes enlaces: