Concepto de Facetas

¿Qué son las Facetas en las páginas web?

Para mejorar la posición de una página web respecto a su competencia dentro del mercado, siempre debemos cuidar y velar para que la experiencia de los usuarios sea agradable y esta les proporcione la información que ellos requieren en sus búsquedas. En las diferentes páginas web y mayormente en tiendas online encontramos elementos llamados Facetas.

Las Facetas son elementos dentro de una página web que separan las áreas de productos y datos informativos por categorías y subcategorías. Están implementadas con el objetivo de mantener el control de los catálogos de productos y servicios que se ofrecen a los usuarios y potenciales clientes que visitan el portal web.

Si estás navegando dentro del sitio web de tu tienda favorita o alguna otra página similar, podrás reconocer que existen páginas por categorías y subcategorías a las que podemos ingresar con un clic. En estas páginas encontraremos los productos o servicios que deseamos sin estar buscando por mucho tiempo en el resto del sitio online.

El claro y preciso ejemplo de las Facetas se ve en las tiendas online donde podemos tener una categoría de ropa masculina y dividirla por subcategorías como tipo de prenda, tallas y otros factores. Son estas categorías y sus derivadas las que conocemos como facetas en la estructura de una página web.

La importancia del uso de las Facetas  en el orden de una página web

La visibilidad de la información en una página web determina gran parte de la experiencia que tienen los usuarios al ingresar y navegar dentro de la misma. Para mejorar este factor y dejar una buena impresión en los usuarios es imprescindible integrar las facetas en las diferentes áreas del sitio web.

Con ella se puede guiar y orientar al usuario en la búsqueda de los productos y servicio que le llaman la atención, en consecuencia adquirir un potencial cliente y ganancias futuras si el usuario decide comprar el producto seleccionado de su interés.

Además de proporcionar una grata experiencia para los usuarios, las Facetas le permiten a los administradores mantener el orden y control de los productos que ofrecen. Se puede controlar los datos estadísticos y un inventario ordenado en cada sector para que su administración no tenga pérdida en datos o incluso productos y ganancias.

La mayoría de las estructuras base que implementan las páginas web del tipo tienda online cuentan con Facetas preseleccionadas que se pueden editar por parte de los administradores del dominio, esto les facilita el trabajo y proporciona ejemplos de cómo puede estar orientado el portal web.

Ejemplos de las Facetas en páginas web

Las páginas web cuentan con estructuras prediseñadas que se pueden editar según la orientación que se le quiera brindar al contenido y a los usuarios en general. Pero la implementación de Facetas más típicas que podemos encontrar son:

1. Facetas en páginas web con catálogos

El uso más común de una faceta se implementa en las páginas de tiendas online donde se cuenta con una variedad grande productos que deben ser organizados por categorías y subcategorías derivadas. Por ejemplo, tenemos las páginas de ropa donde según la prenda que deseamos encontrar nos muestran Facetas que determinan el diseño, el color, la talla u otro detalle del producto.

Con este tipo de Facetas se le da oportunidad al usuario de seleccionar el producto que más le llame la atención y cuales detalles le agregan mayor interés a su posible compra. No se quiere que un usuario se vea decepcionado de la información o poca variedad por lo que es posible perder una venta y la ganancia de la misma.

2. Facetas en páginas de servicios personalizados

Otro tipo de páginas donde se implementan las Facetas dentro de la estructura del contenido son aquellas donde existen diferentes servicios que pueden personalizados de acuerdo al precio, la duración, la calidad, el tipo de cliente u otro factor determinante.

En estos sitios online es normal toparse con servicios como seguros de vida donde se selecciona el tipo de seguro, sus beneficios y la forma en que estos serán pagados de forma personalizada para cada usuario de acuerdo a sus necesidades y la rentabilidad que este posea al momento de la adquisición.