Concepto de Lead Frío

¿Qué es un Lead Frío?

El lead frío es un término relacionado al inbound marketing cuyo principal objetivo es describir a aquel usuario o potencial cliente que se encuentra en la primera fase de la compra de un servicio o bien. Se podría decir que es una persona que tiene una necesidad y que ha empezado a indagar, pero que todavía no tiene muy claro qué es lo que tiene que hacer para satisfacerla, ni tampoco con qué empresa, claro está.

Lo cierto es que este tipo de cliente será clave para una compañía, puesto que supone el primer paso para llegar a convertirse en un comprador como tal. Algunas herramientas que pueden servir para captarle, son los formularios de registro o las newsletter enviadas al mail, que le recordarán la existencia de la marca por si en algún momento vuelve a buscar una solución a su problema.

Los leads fríos con lo opuesto a los leads calientes, dado que estos últimos tienen la decisión tomada en cuanto a qué es lo que quieren encontrar, pero todavía no se han decantado de todo por el mejor proveedor. Por el contrario, el frío todavía no es consciente ni de qué bien o servicio va a ser beneficioso para él, lo único que comprende es que tiene una necesidad.

La implementación del lead frío es extraordinaria en la consolidación de estrategias o medidas inherentes a los ciclos extensos de compras, sobre todo porque en estos procesos conviene más captar a este tipo de clientes potenciales por la capacidad para convencerlos desde un primer momento, por lo que la oportunidad de conversión será más probable. ¿Por qué? Porque los calientes ya saben más del tema y pueden identificar de forma más fácil qué es lo que quieren.

En cierto modo, los fríos son la base del crecimiento del negocio, puesto que una vez que la descubren y la prueban, tienen más tendencia a convertirse en clientes fieles. No obstante, también habrá que estar muy pendiente de ellos, pues si se descuida esa fidelidad, la relación puede disminuir. Del mismo modo, estos pueden participar activamente en la expansión del negocio, dado que son clientes consecuentes que velarán por el bienestar y el futuro de la marca.

¿Para qué sirve el Lead Frío?

Un lead frío es formidable para hacer que un usuario que está fuera de la órbita de la empresa sea captado y fidelizado, aumentando la tasa de conversión y, por ende, también las ganancias.

En el presente, el lead frío ha podido insertarse de manera adecuada en el entorno del marketing. Esto se debe a que su presencia puede influir en la determinación de nichos de mercado o en la capacidad de generar un público totalmente nuevo, muy diferente al target previamente establecido.

En gran parte, los clientes catalogados como lead fríos se han convertido en un segmento de mercado bastante reseñable para los objetivos de las marcas.

Ejemplos de Lead Frío

Son diversos los ejemplos de este tipo de clientes que se pueden encontrar en la cotidianidad empresarial. Imaginemos que una persona tiene una tienda física y que quiere dar el salto a lo digital. En ese momento, puede hacer una búsqueda previa acerca de lo que podría necesitar, pero todavía no lo sabe a ciencia cierta.

Si nosotros tenemos una agencia de marketing digital y damos con él con un anuncio en Google, por ejemplo, y estamos bien posicionados con un artículo que hable sobre ese tema, seguramente hará clic y accederá a nuestra página, aumentando las posibilidades de que decida contratar nuestros servicios de diseño web. O si incluimos un banner en un portal online que sea conocido por su contenido sobre el marketing, será más fácil que sepa quiénes somos y que se interese.

No obstante, que nos descubra no significa que esté cerca de contratarnos, puesto que eso dependerá de lo que le tengamos y de lo que le ofrezca la competencia.

Más información sobre el Lead Frío

Si te ha llamado la atención este tema y quieres ahondar más en el tema de los tipos de clientes potenciales que existen, no te puedes perder los siguientes dos enlaces.