Concepto de Objetivo SMART

¿Qué es el Objetivo SMART?

Un objetivo SMART es el que define las metas que se tienen que seguir en la estrategia que se va llevar a cabo en una empresa. La utilización de este tipo de objetivos permite conocer y evaluar las prioridades de los equipos de marketing, además de que son magníficos para medir los resultados de las acciones realizadas y sirven como una especie de guía en el proceso de desarrollo de una empresa.

La palabra SMART sigue una regla mnemotécnica que juega con la palabra en inglés “smart”, que significa inteligente. No obstante, cada una de las letras que componen al concepto, viene de una palabra individual, que se relaciona con su aspecto correspondiente.

Los objetivos SMART se basan en los cinco criterios que debe cumplir cada objetivo, que debe ser:

  1. Específico (Specific): ¿Qué se desea obtener con el área focal?
  2. Medible (Measurable): ¿Qué KPI o indicadores pueden usarse para determinar la eficiencia?
  3. Alcanzable (Achievable): ¿Es conveniente por la situación interna o externa de la marca?
  4. Realista (Realistic): ¿Por qué la empresa o los clientes serán interesantes para el proceso?
  5. Tiempo (Timely): ¿En qué momento debe obtenerse la meta planteada?

Esta serie de criterios deben implementarse consecuentemente en las estrategias de marketing a la hora de definir escenarios previstos. Asimismo, se utilizan para emplear de manera óptima los recursos y evitar la llegada de problemas que se puedan generar por la falta de comunicación entre los integrantes del grupo.

Los objetivos SMART son procedimientos complicados pero importantes para un equipo de trabajo, que tendrá que diagnosticar a la perfección las metas que se quieren obtener. Para ello se hace necesario establecer marcos realistas que se puedan ejecutar en un tiempo determinado. Por las anteriores razones, los resultados que se desean adquirir tendrán mayor porcentaje de éxito en el entorno de la marca.

En la actualidad es un método muy empleado por una gran cantidad de empresas, sobre todo porque aseguran excelente resultados. Por esto, antes de toda acción o decisión que vaya a realizar una compañía, debe pensar en su objetivo SMART.

¿Para qué sirve el Objetivo SMART?

Determinar el objetivo SMART servirá para ahorrar en recursos, tiempo y en personal, ya que desde un primer momento se concretará de forma realista qué es lo que se quiere conseguir y no habrá margen para que se den errores, pues todo estará calculado. Es una forma de asegurar la recuperación de la inversión y la rentabilidad del negocio.

Ese menor gasto, derivado de actividades planificadas previamente, implicará un mayor fondo de recursos para otras acciones de la empresa que quizás requieran de más apoyo para crecer. Al plantear unas metas concretas y alcanzables, sin aspiraciones demasiado ambiciosas que podrían llevar a la frustración y a la pérdida de capital, se organiza el trabajo que hay que hacer, facilitando una mayor sinergia entre todas las partes del equipo.

Ejemplos de Objetivo SMART

En el entorno digital pueden vislumbrarse una gran cantidad de ejemplos relacionados al objetivo SMART, esto como consecuencia de su dependencia con respecto a la marca al momento de establecerlo. Uno de los que podemos destacar por su impacto y trascendencia es el de crecimiento y ventas.

  1. Crecimiento

Objetivo general de la actividad: Que haya un crecimiento del equipo para que sea más eficiente.

Objetivo SMART de la marca: Incrementar las ventas desde un 25% hasta el 55% en el mercado hispano para los próximos 3 años, con la finalidad de aumentar los miembros del equipo de unas 12 a 30 personas.

  1. Ventas

Objetivo general de las ventas: Obtener unas 500 suscripciones al mes.

Objetivo SMART de ventas de la marca: Incrementar la conversión de los contactos ya calificados a clientes en un 50% (de 40 a 60 clientes por mes) para el próximo año.

Más información sobre Objetivo SMART

El tema del objetivo SMART es sumamente amplio e interesante, puesto que al final puede marcar la diferencia entre que la estrategia y la inversión de una empresa surtan efecto o que se queden a la deriva y que no haya servido para nada.

Si deseas conocer más información sobre este proceso, te invitamos a que des lectura a los enlaces que te dejamos a continuación.