Concepto de Plugin

¿Qué es el plugin?

Un plugin es un software, un componente de código o una aplicación que sirve para añadir funciones complementarias y adicionales a un programa o página. Dentro del marketing digital se suele emplear con frecuencia en plataformas como WordPress, puesto que nos permite expandir las posibilidades y las funcionalidades de nuestro sitio web.

Existen plugins para cubrir todo tipo de necesidades, tales como el diseño, las estadísticas, las redes sociales, el tráfico web o el email marketing. No obstante, normalmente los más demandados son aquellos destinados a controlar y darnos consejos acerca de nuestro SEO, es decir, del posicionamiento.

Los plugins SEO son esenciales, dada la creciente importancia que tiene el tráfico orgánico en la captación de clientes. Estos nos pueden ayudar a determinar cuáles son los aspectos concretos que podríamos ir cambiando para mejorar el posicionamiento de cada una de las entradas.

Los plugins de esta índole se encargan de detectar automáticamente algunos de los descuidos más comunes como si has introducido o no imágenes en el posta, si has añadido enlaces externos e internos o si has introducido una descripción demasiado larga. En caso de que falte algo importante, el plugin se encargará de recordártelo para que lo mejores.

¿Existe un límite de uso de plugins? Por lo general, puedes instalar los plugins que quieras en tu WordPress, pero es recomendable que nos aseguremos de que sean de buena calidad y que los vayas quitando si no te convencen para que no se vayan acumulando.

Otro plugin que puede venir muy bien a nuestro sitio web es alguno con el que podamos obtener estadísticas detalladas para orientar nuestras estrategias online. Entre la información que nos puede proporcionar un plugin de este tipo encontramos la siguiente: cuántos usuarios online hay en cada momento, cuál es la cantidad de visitas diarias, cuál es la cantidad total de visitas desde el origen del sitio, de qué motor de búsqueda provienen tus visitantes o cuál es la procedencia geográfica de los mismos.

Para qué sirve un plugin

Como hemos visto, las acciones que podemos realizar son tantas como los plugins que hay disponibles, e incluso podemos pedir que nos diseñen uno a medida. Son altamente recomendables por eso mismo, porque añaden múltiples funcionalidades a nuestro sitio web facilitando y agilizando nuestro trabajo diario.

Cuantos más plugins tengamos añadidos a la web, menos programas externos para llevar a cabo otras tareas necesitaremos. De esta manera, tendremos todas las herramientas más a mano y evitaremos perder el tiempo pasando de un lado a otro.

Esa es la finalidad principal de todos y cada uno de los plugins, pero los usos dependerán del tipo que instalemos en nuestro sitio web. Podremos obtener estadísticas, mejorar nuestro posicionamiento, conocer nuestro público objetivo, organizar nuestra agenda de contenidos o añadir formularios de contacto.

Ejemplos de plugin

Pongamos que tenemos un medio de comunicación y queremos mejorar nuestro posicionamiento. Para ello, instalarnos algún plugin como Yoast SEO, que nos irá detallando en cada noticia, artículo y publicación que hagamos qué es lo que necesitamos cambiar.

Se trata de una herramienta muy útil, ya que te señala todos los elementos y campos que tienes que ir rellenando y cómo hacerlo. Incluso te especifica si la palabra clave que has elegido tiene suficiente peso o no.

Si lo que necesitamos es tener una agenda de publicaciones para que no se nos pase ninguna fecha importante, tenemos la opción de añadir Editorial Calendar, uno de los plugins para WordPress que nos permite tener un calendario en el que podemos especificar la fecha, el tipo de artículo, el autor o la hora a la que tiene que salir, entre otros datos.

Más información sobre el plugin

En el caso de querer conocer más ejemplos de plugins que puedes añadir a tu página web, no dudes en visitar los siguientes enlaces, en los que podrás coger ideas y anotar diversas opciones en función de lo que quieras conseguir con tu sitio web.