Concepto de Tráfico Directo

¿Qué es el Tráfico Directo?

El tráfico directo abarca todo el volumen de usuarios que acceden a un determinado portal web como consecuencia de escribir su URL en la barra de direcciones del navegador o a través de un listado de páginas favoritas o marcadores. El único paso intermedio, en cualquier caso, es el de utilizar un navegador, pero es un proceso que puede conducir a confusiones. 

Por ejemplo, Google contempla en la definición de tráfico directo cada una de las visitas cuya fuente desconoce porque no es capaz de averiguar el origen de la procedencia de las mismas. Las marcadas diferencias han conducido a la aparición de múltiples interpretaciones, aunque la principal es la que hemos ofrecido en primera instancia. 

Sin embargo, esa confusión y la incertidumbre que puede rodear al término repercute en las herramientas de analítica web como Google Analytics, lo que al mismo tiempo conlleva una mayor dificultad a la hora de realizar análisis y estrategias SEO. De hecho, el tráfico directo se caracteriza por ser uno de los primordiales agentes que causan problemas a las agencias SEO, sobre todo por su capacidad para tergiversar estadísticas y datos asociados a una web en concreto. 

No obstante, la búsqueda de tráfico orgánico ha podido desarrollarse a pesar de ese inconveniente, ya que depende también de otros factores que tienen un peso considerable. La manera más idónea para realizar la clasificación del tráfico directo es a partir de los dos parámetros que utiliza Google Analytics, que son la fuente y el medio

En el momento en el que se inicia una sesión en la página web, el portal de origen suministra las diferentes alternativas de información en formato de etiquetado. Cabe destacar que el tráfico directo del etiquetado no es observable para los distintos usuarios, pero en el caso de Google Ads se pueden verificar sus parámetros de URL de destino en los anuncios. 

¿Para qué sirve el Tráfico Directo?

El tráfico directo es una forma excelente de conocer el número de personas que acceden a un sitio web sin la presencia de enlaces intermedios, lo que significa que se hará de manera directa a través de un navegador, el autocompletado de las URL o en la barra de favoritos. 

En esencia, con esta clase de tráfico se busca conocer en profundidad la influencia de una página web, teniendo en cuenta si el nombre referente al dominio es sencillo de establecer o si este proceso puede ser recordado sin inconveniente alguno. 

Es de especial interés para el tráfico directo acceder a los indicadores de fidelización de los consumidores con una empresa en cuestión. Si una persona entra de forma directa a una página web en concreto, significará que conoce la existencia de la marca y que le gusta lo que le ofrece, pudiendo ser un cliente habitual que ya estará fidelizado. 

Es una forma de determinar hasta qué punto el sitio web es conocido, puesto que, cuanta más gente entre de forma voluntaria sin necesidad de hacerlo a través de un enlace en otra página web o de un anuncio, más relevante será una empresa. 

Ejemplos de Tráfico Directo

Son infinitos los ejemplos de tráfico directo que pueden encontrarse en el mundo online, aunque señalaremos un caso en particular para explicar su importancia. Cuando una persona quiera acceder a la página https://neoattack.com, puede hacerlo mediante el enlace que hemos puesto, pero al hacerlo de esta manera no sería tráfico directo. 

Tráfico directo sería si la persona en cuestión que quiere entrar en el portal buscase en la barra de direcciones de su ordenador o dispositivo móvil la palabra NeoAttack y accediese a la URL que le aparece inmediatamente. En este sentido, se puede obtener una visita directa y es una unidad que permitirá estimar el valor de la métrica correspondiente.

Más información sobre el Tráfico Directo

Si deseas conocer más información sobre el tráfico directo o incluso te preguntas qué es el tráfico orgánico y cómo puedes hacer para incrementarlo, te dejamos un par de enlaces que esperamos que te sean de ayuda.